Bitácora del 22 de Agosto

Pues casi siempre tengo el verbo en la boca, y en este momento no sé ni qué poner… El día de hoy el trabajo fue super diferente, ya comenzar a ensamblar escenas y los ensayos con la orquesta. Es algo nuevo, la verdad he sentido nervios y hasta diría que miedo.

Tal vez la razón por la que no quiero escribir o por la que “no sé qué escribir” se deba principalmente a que hoy en específico me sentí menos que nulo en mi desempeño vocal… Pese a que me considero una persona de mente abierta, creo que el concepto y la propuesta de salir en escena en ropa interior y eso me freakeó no un poco sino bastante. Sé que Wouter nos pidió que solo fuera un simulacro y que no nos quitásemos hasta donde nos sentíamos cómodos, sin embargo pensé “¿Qué mas da?” sobre todo porque si lo vamos a hacer en teatro, mejor empezar desde ahora con dicho trabajo. El punto es que me armé de valor, no tanto como para quedar en puro boxer como el resto de mis compañeros, la neta sí le saco a mostrar mi talla 34 C que Alejandra puede constatar por el día que me medí su bra jajajajaja. El punto es que me intimidé de más, una cosa había sido el cambiarme junto con mis compañeros cantantes y demás, cosa que en mi escuela en la materia de Teatro y Actuación hacemos siempre, pero ya estar frente a la orquesta y ver sus rostros de “What a Hell!” cuando empezamos con nuestro show pues sí me freakeó demasiado… No soy participe de las excusas y de hecho estoy en contra de ellas. Hay una realidad inminente: aún me falta preparación… Esto me frustró demasiado, tanto que la hora de la comida ya no me fue placentera. En el tiempo de estudio posterior pues me sentí peor que nada y que nunca. Afortunadamente contamos con gente como Pierre-Louis y Nadia, que además de super talentosos son excelentes pedagogos que nos dan consejos que nos sirven y ayudan a resolver todos estos problemas que se nos presentan.

Sin embargo y a ya a una semana, la última semana de este montaje me sentí peor que mal… No pienso tirar la toalla, creo que todos son aprendizajes de vida que necesitamos en diferentes momentos y desafortunadamente no aprenderemos a levantarnos si no nos hemos caído. Es por ello que ahora más que nunca pienso que es necesario tener el tezón y el empeño para conseguir las metas. Sin embargo y como trabajo en equipo, en cada momento me siento cobijado con y por mis compañeros tanto cantantes como instrumentistas. Me siento como si ésto fuera en verdad un reallity show pero éste si de calidad jajajaja no como la Academia, el punto es que la música, el contexto, el curso, empiezan a aflojar y aflorar las emociones de todos y cada uno, al menos en lo personal así me ha y me está pasando. Aprovecho la bitácora del día de hoy para agradecer a todos y cada uno de los compañeros que están ahí apoyándonos, apoyándome en lo personal. A Nadia a quien el Universo sabe que quiero demasiado y a quien le agradezco tantas cosas, a Wouter que justo antes de la escena me dirigió unas palabras que de no haberlo hecho me sentiría ya con ganas de tirar la toalla y que me alientan a seguir adelante; a Pierre-Louis por sus consejos, su paciencia ante todo porque se que no es lo mismo trabajar con el tiempo y demás apremiantes que Solitude implica a un montaje diferente; a Vivian, Giselle, Itzia y todo el equipo que están ahí para cualquier cosa; a Tenzing y el equipo creativo, en especial a Ángela y Eréndira que el día de hoy fueron un par de ángeles en la confección de los mentados cuernos que ya me tenían cansado; a Melanie y Sergio por su paciencia y acompañarnos a todos y cada uno de nosotos en el trabajo individual; y no por dejar al último quiere decir que va en último lugar, un muy especial agradecimiento a todos y cada uno de mis compañeros cantantes. Una disculpa enorme si el día de hoy no quise ponerme a estudiar los cuartetos y coros, sin embargo no es por ser mamón, la neta suelo serlo en ocasiones, pero en esta ocasión no es por ello y saben que siempre que se puede tengo la disposición para ensamblar y estudiar, solo que hoy me puse de nervios por los mentados “cuernitos” y cuando estoy super estresado me desespero en demasía y no tengo cabeza para estudiar y prefiero hacerlo solito.

Sin embargo Solitude me está dejando un gran aprendizaje, un cúmulo de vivencias y conocimientos que estoy recibiendo y acumulando no solo en mi memoria sino en lo más personal de mí: en mi alma. Así que a seguirle.

Hoy en varios momentos del día tuve ganas de romper en llanto pero no lo hice, no porque me de pena llorar, los que me conocen y que me conozcan saben y sabrán que en cualquier momento puedo hacerlo sin complejos ni esas cosas; pero en este caso no pienso que las lágrimas solucionen algo, sino las acciones. No me queda mas que ponerme a estudiar y seguir adelante.

Si al llegar a este punto dicen “Ay que cursi es Saúl, aparte de chipil” pues la neta sí, estoy medio chipil e hipersensible ahorita, no sé si será parte del proceso. En lo personal me está costando trabajo no solo lo físico en lo cual tengo dos pies izquierdos pero le estoy echando ganas, en lo vocal mi coco creo y ha sido siempre mantener la afinación y eso, y como dijo Nadia al parecer no es mas que psicológico meramente y he ahí otro punto débil: es un campo en el que tengo que trabajar aún.

Por otro lado, estoy super emocionado y contento. Espero no haberles aburrido con la bitácora del día de hoy que tal vez es como un capítulo de mi diario personal, sin embargo así me siento y me sentí el día de hoy. Creo que hay mucho por hacer aún. Y ahí vamos. Me siento contento porque veo la dedicación y empeño en todos mis compañeros y que en algunos ya nos empieza a agarrar el “¡Ay wey!” pero a darle, paradójicamente a lo que pudieran pensar, entre mas presión tengo, creo que doy mejores resultados, aunque no sea ni lo más recomendado ni lo mejor. Espero tranquilizarme y mejor canalizar mi energía para enfocarla a calmarme, tener la claridad mental que necesito y a seguirle.

Sin otra cosa, me despido deseándoles a todos mis compañeros pues que sigamos echándole ganas, ya falta menos y a darle con todo. Mil gracias a todos y cada uno de ustedes, a mis compañeros actores que la neta son un amor y tienen ese pequeño detalle tal vez de una palmada, un chistorete, una mirada que me hace ser consciente de mi realidad y de que aquí andamos sobre la vía ; )

Saludos, buenas noches!!! Ya tengo sueño… de hecho no sé cómo llegué a este punto después de que al principio dije “estoy bloqueado” jajajajajaja soy lo contrario a Lolita Ayala: pocas noticias en muchas palabras. Bueno, ahora si bye.

Saúl Mayén, contratenor :P

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario